21 de diciembre de 2013

"Botas viejas"

"Botas viejas"
29,7 x 42 cm.
Lapiz DERWENT 2B y 6B.



Botas Viejas…

No, no me juzgues por atuendo

Porque vengo desde muy lejos
Atravesando cielos, mares y Cárpatos
Acudiendo a la encíclica con tu huella.
No, no me califiques de demencial
Sin haber escuchado mi sonata
Arrancada al meandro del deshielo
Concurriendo al llamado de tu vientre.
No, no me adjudiques trazados falaces
De contrincantes esquivos, y selectas viandas
Porque vericuetos he saltado por ti
Esperanzado en sentir de nuevo tu mirar.
Sí, sí acógeme en la salmuera candente
Estos pies derruidos, porque mis botas viejas
Han resistido mi periplo en pos de tus templos
Mas mi piel ha sucumbido al óleo atomizado.
Sí, sí fueron tenazas de asilo en la intemperie
Lontananza de por medio pusieron a mi salvo
Sin merodeos de prisas, ni medias verdades
Catando cada resquicio lucrado por abedules.
Sí, sí llevan tatuadas tu firma sin ambages
Cuan dermis curtida entre tu pincel y mis ojos
Para poder calzarlas cuando te me vayas
Y silente quede la estancia, fría y rotunda.
Mas no pensemos en el claqueteo de mi paso,
Solitaria prebenda de circunloquio perdido
Entre anaqueles poblados de historias rendidas
Acicaladas con el aderezo de la vuelta, y
Sabio de hallarte trenzando cuan mi Penélope.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.
http://youtu.be/R4Lq3YMhyZU

1 comentario:

Santiago Pablo dijo...

Botas Viejas…

No, no me juzgues por atuendo
Porque vengo desde muy lejos
Atravesando cielos, mares y Cárpatos
Acudiendo a la encíclica con tu huella.
No, no me califiques de demencial
Sin haber escuchado mi sonata
Arrancada al meandro del deshielo
Concurriendo al llamado de tu vientre.
No, no me adjudiques trazados falaces
De contrincantes esquivos, y selectas viandas
Porque vericuetos he saltado por ti
Esperanzado en sentir de nuevo tu mirar.
Sí, sí acógeme en la salmuera candente
Estos pies derruidos, porque mis botas viejas
Han resistido mi periplo en pos de tus templos
Mas mi piel ha sucumbido al óleo atomizado.
Sí, sí fueron tenazas de asilo en la intemperie
Lontananza de por medio pusieron a mi salvo
Sin merodeos de prisas, ni medias verdades
Catando cada resquicio lucrado por abedules.
Sí, sí llevan tatuadas tu firma sin ambages
Cuan dermis curtida entre tu pincel y mis ojos
Para poder calzarlas cuando te me vayas
Y silente quede la estancia, fría y rotunda.
Mas no pensemos en el claqueteo de mi paso,
Solitaria prebenda de circunloquio perdido
Entre anaqueles poblados de historias rendidas
Acicaladas con el aderezo de la vuelta, y
Sabio de hallarte trenzando cuan mi Penélope.

©Santiago Pablo Romero.Bluesman.
http://youtu.be/R4Lq3YMhyZU
Un lujo poder caminar en tu letargo de botas sabias, que me enseñan a sorber la belleza de este son, Bsts, preciosa Mar.